Los Diezmos y Las Ofrendas

17

Creemos que el plan financiero de Dios es para sostener la obra del Evangelio por medio de los diezmos y ofrendas de los miembros de la Iglesia, esto es, la décima parte de las ganancias que deben pagar como parte de las obligaciones cristianas. Creemos también que las primicias de todo pertenecen a Dios y deben ser consagradas a Él, y de la misma manera las ofrendas se deben dar liberalmente de acuerdo a nuestras posibilidades. (Mateo 23:23; 1a Corintios 9:12, 14; Levítico 27:30; Malaquías 3:8-10).